top of page
Buscar
  • Foto del escritorCecília Garcia

Salada

Salada


Así se siente mi pelo, mi piel, mi boca

son las diez de la noche y acabo de regresar de un buceo nocturno

una hermosa noche, luna nueva

todo es nuevo


El mar estaba agitado

golpeando las rocas

bajamos la escalera y ya caemos al mar

es hora de nadar hacia atrás mirando al cielo

¡Qué bendición!

nosotros tres y un mar de estrellas cubriéndonos


Comenzamos a descender

y la noche aquí abajo también es hermosa


Peces, pulpos, langostas

morenas, mantarrayas

todos nadando bajo el mar

esas hermosas y coloridas criaturas bajo el foco de la linterna

parece que por la noche los peces nos miran más a los ojos

¿Aquí en este momento?


Hicimos señales de OK

señales de corazón - a mi instructor le encantan los pulpos

señales de ¡mira lo que encontré!

¿Señales de problema? ninguno


Sin decir nada

podíamos sentir que los tres estábamos encantados

un buceo tranquilo, lento, relajado

sabroso, como dicen los colombianos


Agua cristalina, visibilidad increíble

cada minuto veíamos algo nuevo, diferente

y fueron muchos minutos

cada vez que la luz indicaba algo nuevo, mi corazón latía de curiosidad

mi corazón estaba feliz


Respira profundo, lento

despacito

a la salida fuimos lentos, cuidadosos

ninguno de los tres quería terminar la inmersión


Subimos

y el mar se sentía fantástico

el agua todavía estaba caliente

todo bien

miramos al cielo

y gritamos




1 visualización0 comentarios

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page